Pacman Begins

Cuando me plantearon por primera vez si iba a ver el combate entre Manny Pacquiao y Margarito, no supe muy bien que decir, ya que desconocía por completo de quiénes y de qué me estaban hablando. Para la segunda ocasión, ya tenía la lección bien aprendida y mi respuesta fue clara: un rotundo sí (bueno, no tan rotundo, para que engañarnos). Sobre todo empezó a resultarme familiar el nombre del primero, el filipino Manny Pacquiao aka Pacman, uno de los mejores boxeadores de la historia. Todo un ídolo nacional.

Y es que sus golpes levantan pasión. Y no solo en Filipinas. Pero si es verdad que en su país, del cual se siente tremendamente orgulloso (o al menos eso dice), es donde más fervor se tiene hacía Pacman. Un fervor capaz de paralizar todo un país, hasta el punto de lograr una momentánea tregua espontáneamente pactada (o no tan espontánea) con la guerrilla comunista y los grupos moros separatistas del sur.

Durante el pasado domingo, Pacman no dejó (de nuevo) a nadie indiferente, ya que tras un espectacular combate (bueno, eso dicen los expertos, que no es mi caso), Manny consiguió su octavo título mundial, esta vez en la categoría de superwelter (después de haberlo logrado en otras 7 categorías, diferentes todas ellas). En un polideportivo del popular barrio de Malate, se reunieron unos cuantos miles de personas para disfrutar (bastaba ver sus caras, sus gestos) de las cualidades pugilísticas del archiconocido Manny Pacquiao. Los (y las) filipinos gozaron de cada momento del combate, pese a que en ciertas ocasiones el cansancio hacía mella en ellos, algo normal teniendo en cuenta que llevaban desde las 8 allí metidos (más de 5 horas; el que aquí suscribe no podía con sus huesos). Y al final estalló el júbilo colectivo. Porque Manny lo había vuelto a hacer. Había logrado de nuevo suspender en el tiempo a todo un país (de 90 millones de habitantes) a base de golpes que para los filipinos resultaron gloria. ¿Manny for President? Tiempo al tiempo…

PD: más de lo mismo pero mejor (bastante) contado por el polivalente Eric San Juan😉

Acerca de Biel Calderon

“Being the richest man in the cemetery doesn’t matter to me … Going to bed at night saying we’ve done something wonderful… that’s what matters to me” (Steve Jobs) Born in Mallorca, 1983. 18 years later I moved to Madrid to study BA Political Science, 2001-2006. I wanted to be a photographer. In 2007 I graduated MA Asian and Pacific Studies, Barcelona. I wanted to be a photographer. Finally, in 2007 I graduated MA Photojournalism. Since then I have collaborated with digital magazines, NGO’s and newspapers. And I became a photographer. Recently I have been exploring Multimedia Journalism along side my photography in order to test new ways of storytelling. Currently based in Bangkok.
Esta entrada fue publicada en Uncategorized y etiquetada , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a Pacman Begins

  1. marc dijo:

    q guay tornar a veure coses teves!!!!! molt xulo això, i molt en sa teva línia.

  2. Quiin gran post! M’encantes el muntatge que has fet amb les fotografies, ets capaç de transmetre amb elles el mateix que has dit amb les paraules.
    Una abraçada des de Taipei, company!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s