Kopino

Si hay algo que rápidamente percibes al pasear por las calles de Makati, es que la comunidad coreana (surcoreana) es bastante amplia. Y no solo en Makati, sino en toda Filipinas. Según el Ministerio de Asuntos Exteriores Sur Coreano, la diáspora surcoreana que se encuentra en Filipinas es la mayor de todo el sudeste asiático, y la octava en todo el mundo. En 2009 ésta se cifraba en unos 115,400 coreanos.

La historia de los asentamientos surcoreanos en Filipinas se podría dividir en 5 fases: las primeras migraciones fueron consecuencia de la Segunda Guerra Mundial. La segunda fase se inicia durante la Guerra de Corea (1960), cuando las novias de los soldados surcoreanos que batallaban junto con las fuerzas de la ONU emigraron a Filipinas, uniéndose sus respectivos maridos poco después. La tercera etapa migratoria es de carácter económico, y está relacionada con la deslocalización empresarial llevada a cabo por Corea del Sur en los inicios de los ochenta. La cuarta fase, también de origen económico, tiene lugar en los noventa, fase en la que el negocio coreano se expande como la pólvora por toda Filipinas. La quinta y última fase (inicio de los noventa) es más bien de carácter cultural y social; el flujo de estudiantes surcoreanos que elige Filipinas como destino para la mejora del inglés y la realización de pasantías, crece de gran manera, al igual que la formación de asociaciones sociales y culturales de diversa índole. Aprender inglés en Filipinas resulta económicamente muy atractivo para los estudiantes surcoreanos; aparte de la economía, también les atrae el clima a la hora de elegir Filipinas como destino para sus estudios.

Por otro lado, nos encontramos con un gran número de filipinos que son fruto de una relación entre una mujer filipina y un hombre surcoreano; mezcla coloquialmente conocida como Kopino (del coreano) o Korinoy (del filipino). Según datos que ofrece el gobierno filipino, habrían nacido alrededor de 10.000 bebés fruto de dicha relación. El problema surge en el momento que la mujer reclama que el hijo obtenga también la nacionalidad surcoreana, la mayoría de las veces denegada debido a que tales parejas no están casadas. Y es que cerca del 90% de dichas madres trabajan en burdeles, que es donde, en la mayoría de casos, conocieron al padre. Diferentes ONG’s trabajan al respecto para proporcionarles (a los hijos y a sus madres) servicios sociales básicos. En suma, el turismo sexual es otro de los aspectos relevantes a la hora de entender la realidad surcoreana en Filipinas. Sorprende el número actual de burdeles regentados por surcoreanos, muchos de estos camuflados bajo la apariencia de ser un simple restaurante, hostal o karaoke (K-TV).

La presencia surcoreana en la sociedad filipina está bastante asentada. Igualmente, eso no quiere decir que los filipinos hayan aceptado totalmente a la diáspora surcoreana. Los filipinos tienen la sensación de que los surcoreanos son, hablando en plata, unos bichos raros. Pese a que muchos surcoreanos se hayan integrado a la perfección en diferentes sectores de la vida filipina, la gran mayoría se muestra como una comunidad muy hermética.

Para el filipino resulta complicado romper las barreras que se han establecido dentro de dichas comunidades. Así, por lo general resulta extraño encontrarse con parejas mixtas, sin tener en cuenta las aludidas anteriormente, es decir, las que están directamente relacionadas con el “mercado” del sexo. Igualmente, el hecho de que muchos de estos coreanos se hayan introducido en el mundo de la prostitución, aumenta la visión negativa que tienen muchos filipinos hacia los surcoreanos.

La diáspora surcoreana en Filipinas. Una comunidad fuertemente asentada pero no igualmente aceptada.

Acerca de Biel Calderon

“Being the richest man in the cemetery doesn’t matter to me … Going to bed at night saying we’ve done something wonderful… that’s what matters to me” (Steve Jobs) Born in Mallorca, 1983. 18 years later I moved to Madrid to study BA Political Science, 2001-2006. I wanted to be a photographer. In 2007 I graduated MA Asian and Pacific Studies, Barcelona. I wanted to be a photographer. Finally, in 2007 I graduated MA Photojournalism. Since then I have collaborated with digital magazines, NGO’s and newspapers. And I became a photographer. Recently I have been exploring Multimedia Journalism along side my photography in order to test new ways of storytelling. Currently based in Bangkok.
Esta entrada fue publicada en Uncategorized y etiquetada , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a Kopino

  1. Isa dijo:

    Sin palabras, asi me he quedado al leer este maravilloso artículo.Y darte las gracias por ser como eres, pues no se trata de que yo este orgullosa de ti ( que lo estoy)sino de lo bien que me haces sentir con tu forma de ser y de pensar, me llenas de ergergia y por lo tanto eso me hace ser mejor persona y, estar más contenta.Te quiero hijo.B.M

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s